#SANITARIOSENPRECARIO

              

Esta es la realidad de la sanidad española a día de hoy, 12 abril 2012: 

  • Un sistema de acceso a la especialidad que tiene los hospitales llenos de residentes de todas las nacionalidades a los que luego no se dota de permisos de trabajo. (10% de nuevos especialistas en últimos 5 años son extranjeros)
  • Una atención primaria con muchas obligaciones y pocos derechos, recargados de burocracia, sin acceso a pruebas diagnósticas y con cinco minutos por paciente. Médicos de familia a miles maltratados laboralmente, haciendo sustituciones y rellenando huecos a veces de horas.
  • Oposiciones médicas viciadas, corruptas donde invariablemente se filtran exámenes, con tribunales dudosos e indefinidamente impugnadas. Médicos hospitalarios con canas  y contratos precarios. Eso sí, no digas nada por que puedes acabar a 200 Km….o en la calle.
  • Gestores con poder de quita y pon, puestos a dedo, despreciando méritos o valías.
  • Un sistema con predominio de mujeres (2/3 en los especialistas recién acabados de los últimos 5 años) pero que insiste en seguir funcionando como si hubiera solo hombres, que no favorece medias jornadas o contratos compartidos.
  • Una medicina privada de compañías que paga a sus médicos peor que a las señoras que dignamente limpian las consultas.
  • Una medicina que no invierte en la investigación o que permite que sus médicos se formen bajo el ala oscura de las compañías farmacéuticas.
  • Un sistema deconstruido en 17 sistemas no equitativos, que cuesta casi el triple de lo que costaba centralizado. 

Y para rizar el rizo como no cuadran los presupuestos sanitarios, se le baja el sueldo al personal y que se fastidien. Las previsiones a día de hoy dan miedo y eso que apenas empiezan a entreverse. Los recortes anuncian ya jubilación a los 65 sin reponer apenas plantillas, sin reponer bajas maternales o vacaciones, cambios en horarios y guardias. Pudiendo recortar en otras áreas se decide dar el tajo a la Sanidad. Se avecina nuevamente el paro médico, la emigración  y una completa desesperanza.

Somos verdaderos felpudos. Somos los médicos peor pagados de Europa, los más pisoteados, los más utilizados. El sueldo no es lo más importante cuando el trabajo es digno y no lo es ¿Cuánto más abuso vamos a tolerar?

 Y no estamos solos…..

La enfermería aun más maltratada laboralmente en un sistema irrespetuoso que limita el desarrollo profesional, que favorece la rotación continua, como si no importara mucho su experiencia en cada especialidad. Contratos insultantes, bolsas de trabajo permanente y paro.

Quien quiera que escuche pero estamos ya al borde del precipicio. Si nos aprietan más el cuello nos ahogamos y las víctimas principales serán los pacientes, esto es lo que hay.

Advertisements

About medico a cuadros

Mónica Lalanda, soy médico de urgencias, escribo y dibujo. Soy inconformista por naturaleza, si las cosas se pueden hacer mejor, hay que hacerlas. Callarse y aceptar....da úlcera.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

6 Responses to #SANITARIOSENPRECARIO

  1. Rosa Dulanto says:

    Ocurre tal cual y lamentablemente desde hace mucho más tiempo de lo que algunos quieren reconocer. Todos se desmarcan, nadie tiene la culpa, solo los que finalmente asumen las consecuencias. No estamos tan cabreados por la baja salarial o la subida del impuesto a la renta que toca pricnipalmente a una clase media como a la que pertenecemos, como por no haber contado con nosotros, quienes mejor conocemos el sistema, para determinar como hacer una debridación quirúrgica de la escara que nos estaba comiendo la piel. En su lugar, optaron por la amputación más ridícula e irreparable del sistema sanitario que afectan más a los pacientes o consiguen cantidades de ahorro irrisorias comparadas con otras medidas que pudieron haber sido 100 veces más eficientes, y mucho menos dañinas a nivel social, ese daño que nadie quiere cuantificar, sin contar el daño moral que se hace a profesionales que no han entrado en este mundo precisamente para ganar millones (para eso nos hubiéramos hecho banqueros o políticos). Los despidos de compañeros, los recortes de plantilla, la eliminación de las sustituciones, los cierres de consultas y de plantas enteras de los hospitales públicos, la creación de una cartera de servicios solo para quien pueda pagarla, la exigencia de un copago farmacéutico mayor a pensionistas que ya están manteniendo a quienes antes no mantenían, las condiciones laborales basadas en el miedo, la organización llena de dedocracia, las difamaciones sobre el colectivo sanitario, la desaparecida libertad de expresión en el ámbito laboral, y pronto, la posibilidad de que extrapolen los mismos criterios de la reforma laboral del mundo prrivado al público. Etc., etc., etc. Pero también tienes razón, les hemos dado material para trabajar, con el silencio, con la desidia, con la indefensión, con la ausencia de alianzas, con la falta de autocrítica. Así vamos, y así seguiremos, y seguramente saldremos de esta, pero siempre me pregunto a qué coste.
    Gracias por tus palabras, gracias por tu blog.

    Like

  2. Cruda realidad Monica. Me jode enormemente que tengas razon

    Like

  3. Pingback: #SANITARIOSENPRECARIO | elmedicodemihijo | Scoop.it

  4. Totalmente de acuerdo y suscribo lo escrito de la cruz a la raya. La situación es tan asfixiante que es necesario comenzar a tomar medidas, sin embargo…., estamos solos y fraccionados.

    Estamos solos porque no contamos con el apoyo de la sociedad, a nivel individual y en la relación con nuestros pacientes todos nos aprecian y consideran, sin embargo cuando nos consideran como colectivo saltan los tópicos, somos prepotentes trabajamos poco y ganamos mucho.

    Estamos solos porque tampoco contamos con el apoyo sindical, toda una pleyade de pequeños sindicatos mas interesados en sus prebendas que en defender a los médicos. La prueba del 9 : los contratos que la administración hace y que nadie denuncia.

    Y estamos solos porque las organizaciones que nos deberían representar y que pagamos de forma obligatoria, los colegios, tampoco hacen nada en este sentido, mas preocupados en establecer códigos deontológicos (que también son necesarios) y lanzar ocurrentes hashtags que en defendernos, que también es su misión.

    Con estas mimbres ningún cesto puede hacerse, así que bajo mi punto de vista lo mejor es olvidarse de estas mimbres y coger otras.

    La situación actual exige una respuesta, efectivamente llevamos demasiados años aguantando demasiado, sin embargo debe ser una respuesta serena y debe dirigirse contra quienes nos perjudican, no contra los pacientes ni contra nuestros propios compañeros. No creo en las huelgas, solo provocan malestar y perjudican notablemente al que participa en ellas, pero de momento si creo en la justicia.

    Nos regimos por un estatuto marco y por una directiva europea que se incumple en numerosas ocasiones, sin embargo solo en contadas ocasiones recurrimos a la justicia, tenemos que cambiar esta actitud. No son necesarias las algaradas ni el griterio, no es necesaria la furia y el pataleo, esto es mas simple, es una relación laboral. Si piensas que se vulneran tus derechos el camino no es la calle el camino es la justicia, con tranquilidad, pero sin permitir ni un abuso más.

    Tenemos que asociarnos, si, pero tenemos que hacerlo en torno a unos servicios jurídicos privados y financiados con nuestras cuotas que defiendan nuestros intereses. Esta es mi propuesta: la creación de un seguro jurídico que nos defienda, hasta ahora todo lo demas no ha servido para nada.

    Un abrazo.

    Like

  5. Pingback: "Realidad de la sanidad española a día de hoy"

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s