SU HIJO TIENE UNA COGORZA….SON 100€

Artículo publicado en MédicosyPacientes: http://www.medicosypacientes.com/articulos/opinion7613.html

Tener adolescentes en casa y atender adolescentes en urgencias te abre los ojos a la realidad: tenemos un problema y grave. En España, los niños de 12 y 13 años hacen botellón, beben regularmente y se emborrachan. Esto es un hecho. La venda que nos hemos colocado es enorme, los que no tienen hijos no ven el problema: “todos hemos bebido de jóvenes”. Claro, para alguien sin contacto directo con niños, tener 12 años o tener 16 es muy parecido. No se alarman. Y para aquellos con hijos adolescentes, el problema es ajeno, nuestros hijos nunca beben, nuestros hijos no son de esos, ponemos la mano en el fuego por qué nuestros hijos ni siquiera les gusta el alcohol o peor aún, lo sabemos pero optamos ignorarlo. Poner reglas y restricciones es agotador, educar contra corriente es trabajo de titanes; dejarse llevar por el bien conocido “es que a todos mis amigos les dejan volver a la hora que quieran” es lo fácil y por supuesto, ignorar si llegan a casa los viernes “demasiado contentos” lleva menos discusiones y broncas.

Estamos donde estamos, fuera vendas. Tenemos un problema y grave: la media de comienzo de uso regular de alcohol son los 13,7 años, y todos sabemos lo que significa el concepto matemático de media. Beben los niños españoles y la cifra es espeluznante, casi un tercio de los jóvenes de 14 a 18 años han estado borrachos en el último mes y estas cifras son del 2008 (1). En estos últimos cinco años, casi seguro que hemos ido a peor. Otra novedad: son las chicas las que más se emborrachan. Habrá quien se lleve las manos a la cabeza y sin embargo la culpa la tenemos los adultos. Nuestros adolescentes no saben si van o vienen, nos hemos empeñado en hacerles mayores antes de tiempo. Empujados a una sexualización temprana de todo lo que las rodea, obligadas las niñas a vestir de Lolitas desde los 8 años, animados a jugar con muñecas tipo prostituta y sometidos al influjo de una televisión donde cualquier niña parece una mujer provocativa en miniatura, los programas de televisión no tienen horario protegido infantil y los anuncios de preservativos salen en los intermedios de Pocoyo. Aquí todo vale, ¿qué esperábamos?

Y no olvidemos que tenemos un sistema educativo que los hace mayores antes de tiempo. La generación anterior se “hacía mayor” al empezar el BUP, ahora a esa edad, llevan ya dos años en el instituto.

Y ahora qué, ¿cómo damos marcha atrás?. Si una cosa hay que reconocerle a este gobierno, y no hay muchas, es haber identificado este problema y estar creando y apoyando iniciativas para atajarlo (2) pero la última idea que nos ha lanzado la ministra Mato en un anteproyecto de ley es de Perogrullo. Quiere poner multas a los padres de los chicos que sufran comas etílicos de repetición. En primer lugar, está el riesgo. Ante un adolescente en coma etílico, nadie debería sentir miedo a la hora de pedir ayuda; un coma etílico es grave, pone en peligro la seguridad de la vía aérea de quien lo sufre y tiene por tanto un riesgo vital; no hablamos de cualquier tontería. En segundo lugar, los médicos de urgencias no somos policías y la confidencialidad de nuestro paciente (adolescente borracho o no) y el secreto médico hacen inviables esa propuesta que tanto está dando que hablar.

Este problema hay que atajarlo mucho más arriba en la cadena de causalidad, lo de ir directamente a la cárcel sin pasar por la casilla de salida vale solo para el monopoly. Necesitamos buenas campañas de comunicación, mayor inversión en educación, multas a los padres y trabajo social a los hijos por tenencia ilícita de alcohol, presencia policial muchísimo más activa en zonas de botellón, multas monumentales a quien sigue vendiendo alcohol a menores y sobre todo, una auto-reflexión social de que los padres debemos empezar a tomar otra vez las riendas de la educación de nuestros hijos, cada uno de los suyos.

Pero mientras nos hacemos con la raíz del problema, dejemos que los comas etílicos vengan libremente a Urgencias, donde haremos un manejo médico y no de super-nanny. No faltaba más.

Notas:

1-http:// www.alcoholenmenoresnoesnormal.es/magnitud.html

2-http://www.losqueno.es/

Advertisements

About medico a cuadros

Mónica Lalanda, soy médico de urgencias, escribo y dibujo. Soy inconformista por naturaleza, si las cosas se pueden hacer mejor, hay que hacerlas. Callarse y aceptar....da úlcera.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

2 Responses to SU HIJO TIENE UNA COGORZA….SON 100€

  1. Roberto says:

    A ver por dónde comienzo…¿qué hay preadolescentes de 12/13 años que beben alcohol?? ,si, ¿qué son mayoría? Afortunadamente no, no por ello deja de ser un problema que debe ser abordado…y como maestro que he sido (digo he sido, porque por efectos de los recortes, he sido de los que se ha tenido que buscar otro trabajo) creo que das con el PROBLEMA en mayúsculas:Poner reglas y restricciones es agotador, educar contra corriente es trabajo de titanes”..eso es lo que ve cualquier maestro que necesita el apoyo de los padres, o mejor dicho, somos el apoyo de los padres, para educar a sus hijos…
    El consumo de alcohol forma parte de la socialización del mundo adulto, por tanto, todo adolescente que desea integrarse en su etapa adulta va a absorber normas, hábitos, comportamientos, etc…el problema viene que estos hábitos, junto el consumo de otras droga blandas, está bajando en la franja de edad por abandono del concepto de “educar”….los padres debido a su jornada laboral, muchos apenas les ven y lo que menos les apetece es ponerles límites en el tiempo que pasan con ellos, porque es cansino, o porque para el poco tiempo que están con ellos prefieren comportarse como “abuelos”..ejemplo claro es con la comida, en los comedores escolares se les enseña a comer de forma saludable, con sus raciones, etc y cuando les preguntas que qué tal el finde….pizzas, helados….estos “pecados” están bien en la edad adulta de vez en cuando, pero en un menor suena a….ya se encargan en la escuela de ello, y párrafo seguido, para eso les pagamos……

    Por cierto, la iniciativa que mencionas como pionera de este gobierno ya existía en otras comunidades llevadas por ongs.por ejemplo, en temas de relaciones igualitarias entre adolescentes está http://yoligoyodecido.wordpress.com/

    Like

  2. Angeles says:

    Es que nadie se ha preguntado, ni quiere, las razones por las que beben. El vacío motivacional y la pertenencia al grupo, aunuq eel grupo no vaya a ningún sitio, tiene esas cosas

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s