Los amigos virtuales tambien se mueren

Hoy es un día triste que trae una experiencia nueva, impactante, inesperada. Dos médicos ingleses, amigos virtuales de hace mas de una década en la red social inglesa de médicos Doctors.net han fallecido durante las últimas semanas. Lo acabo de leer.

Estoy aquí, sentada  mirando la pantalla del ordenador (parpadeo varias veces para no verla borrosa) y pensando en la cantidad de amigos virtuales que contiene mi ordenador, a la mayoría de los cuales nunca  llegaré a conocer en persona.

Los amigos virtuales están ahí en internet, aparecen y desaparecen, cuentas cosas, se quejan, se ríen, protestan, se emocionan, cuelgan enlaces y videos, a veces hasta fotos personales, hablan de vacaciones, de paisajes, comparten ratos, ayudan, reflexionan contigo, gritan en mayúsculas, se ríen, te guiñan 😉  cuentan lo que quieren, ocultan tambien, te votan que les gustas, comentan que no les gustas, vacían su alma en algún post, recogen velas, son de verdad, son de mentira, se emocionan con una canción, se ponen melancólicos, hablan de un hijo o de un padre, comentan un caso clínico, vienen con el corazón partido por que aquel paciente se les murió, cuentan de nacimientos, viajes, cenas, frases cortas indescifrables, te imaginas cómo son, no tienen voz, no emiten sonido, no tienen cara, tienen avatar….

Y resulta que los amigos virtuales se mueren, lo ves un día, un post con el título RIP y no lo puedes creer. No esperas que pueda pasar; los amigos virtuales tienen un algo de sobrenaturales, no les ven enfermar, no les ves envejecer, están en la pantalla, dentro de tu ordenador, viven ahí esperándote, no se pueden morir.

No hay entierro al que acudir, no puedes llamar a nadie, no tienes a quien mandar tu afecto o tu pésame, te sientes casi ridículo dejando caer lágrimas por alguien a quien nunca habías visto, es una sensación nueva, muerte en la blogosfera.

¿Qué hace uno con esto? A lo mejor si apago el ordenador me siento mejor, seguro que ellos siguen dentro donde siempre estuvieron, quizás mañana haya un post suyo. ¿Dónde van los amigos virtuales que se mueren? Si hay cielo, ojalá haya wifi.

Parpadeo varias veces y mi teclado está humedo. Se han ido. RIP por dos hombres buenos, Peter y Andy, dos amigos virtuales.

Advertisements

About medico a cuadros

Mónica Lalanda, soy médico de urgencias, escribo y dibujo. Soy inconformista por naturaleza, si las cosas se pueden hacer mejor, hay que hacerlas. Callarse y aceptar....da úlcera.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

6 Responses to Los amigos virtuales tambien se mueren

  1. Juani says:

    Excelente reflexión, siento que haya venido de esa manera.
    Si hacemos un uso profesional de las TICs es bien seguro que vamos a conocer y apreciar, incluso considerar amigos, a muchas personas que dificilmente podremos tener la suerte de conocer en el espacio físico denominado realidad. Y como personas que son, son finitas.
    Consigamos que nuestros amigos virtuales nos echen de menos cuando ya no estemos.

    Like

  2. Emilienko says:

    Todos nos vamos a morir. Por eso es importante el día a día y aprender a disfrutar más cada momento, sin miedo a la muerte, pero conociendo lo efímero y frágil de la vida.

    Like

  3. Angeles says:

    Como siempre, excelente reflexión, Mónica. Creo que, en definitiva, lo que nos puede resultar difícil de aceptar, sobre todo a los que tenemos ya unos añitos (mi caso, no el tuyo), es que no sea necesario que haya una relación obligatoria entre unos sentimientos plamados en textos y un ente físico, con boca y ojos. (Yo) sí creo que eso no solo es posible sino que siempre es así: aquello que nos despierta emoción no tiene que tener un refrendo físico y, de hecho, tenemos diariamente ejemplos de que la química entre las personas no está solo en esa cara y ojos sino en el compartir sentimientos y, a veces, enfoques de vida. Qué duda cabe eso confiere entidad y personalidad aunque, al final, no haya algo físico que recordar. Quizá esa capacidad de generar emoción más allá de lo físico es la principal diferencia que distingue a los humanos respecto al resto del mundo vivo.

    Like

  4. fingus says:

    Mucho ánimo, la verdad es que yo tampoco tengo muy claro como enfrentarme a las relaciones digitales. Me pasa un poco como a Juana, que me cuesta tener un amigo que no sea real y no me abro de igual manera en la red. De todas formas, lo cerca que esta uno de un amgo depende de lo cerca que te sientas de esa persona, no de tonterías como el espacio y el tiempo.

    Like

  5. monica.lalanda says:

    Gracias Juana, sin embargo otra forma de verlo es que internet te da la posibilidad de tener cyber-amigos en cualquier lugar del mundo o en cualquier ciudad del pais donde resides y aunque nunca les llegues a conocer, no puedes evitar sentir afecto por ellos. Es todo tan novedoso que hasta ciertos sentimientos te pillan por sorpresa.

    Like

  6. Juana says:

    Internet no es la realidad, es solo un medio, se pueden crear las realidades que nos propongamos conectándonos por aquí, pero (al menos yo) necesito el cuerpo para “estar” en la realidad, aunque acepto otras posibilidades.
    Siempre que puedo, hago real a la gente que conozco a través de la Red.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s