Batas blancas, Pinochos y Pepitos Grillo

gerente

La precariedad denunciada por la doctora Mónica Lalanda en su blog “no es cierta” (El Adelantado de Segovia. Sábado 27 de Agosto 2016. Artículo  tras rueda de prensa de los responsables con los medios)

http://www.eladelantado.com/noticia/local/237481/sacyl_asegura_que_las_urgencias_graves_se_resuelven_en_tres_horas_en_el_hospital_general

Aquí va mi respuesta, con mi inmenso agradecimiento a los profesionales de El Adelantado por darme la oportunidad y el espacio necesario para responder hoy lunes 29 de Agosto 2016:

http://www.eladelantado.com/opinionAmplia/14670/colaboracion

Sobre las Urgencias del Hospital

Tras haber renunciado a mi contrato laboral y entregado una larga queja a la gerencia del hospital y a la gerencia de área (19 de junio), la primera respuesta oficial que recibo llega, para mi sorpresa, en forma de una mención con mi nombre y apellido en una rueda de prensa. Esto es ya una pequeña muestra del poco respeto con el que se trata a los trabajadores del hospital y el seguimiento nulo que se realiza de los procesos administrativos.

Dice el señor gerente que no es cierta la precariedad laboral que yo denuncio en mi blog “MedicoaCuadros” y que escribí precisamente ante la impotencia de su silencio. Pongo a disposición pública mi contrato, que es un “contrato de guardias” que se utiliza para rellenar huecos de los turnos de 18 o 24h que otros médicos no pueden hacer (por enfermedad o edad). Los contratos de guardia son fruto de mala organización o mala previsión y deberían  ser puntuales. Los contratos de guardia son precarios por naturaleza y por definición.

Por cierto, el sistema de guardias sigue imperando en España cuando en el resto del mundo desarrollado desapareció hace años en especialidades de alta demanda como la Urgencia por considerarse de alto riesgo para pacientes y para médicos. Y no es un problema de médicos codiciosos que quieren engordar sus cuentas de banco sino de profesionales que necesitan hacer esas guardias para poder completar un sueldo base que es de algo más de 1000€ . De esta manera cuando un paciente acude a urgencias en mitad de la noche, es importante que sepa que quien le atiende es un trabajador, víctima del agotamiento más absoluto porque desafortunadamente ni la bata, la responsabilidad que conlleva, ni los 12 años de formación nos hace sobrehumanos.

En el servicio de urgencias de Segovia  hay precariedad laboral importante. De los 23 médicos que trabajan en él, solo siete tienen una situación estable y con plaza en propiedad, el resto pueden irse a la calle en cualquier momento y lo saben. Otro dato interesante es que desde el año 2009 no se ha ofertado nada más que contratos de guardias.

Como bien dice el señor gerente, la situación es similar a otros centros, el estudio demográfico de médicos del 2015 demuestra que el 60% de médicos no tienen plaza en propiedad y que de los menores de 40 solo el 8% la tiene. Entre los facultativos sin plaza, hay un 42% de contratos precarios y el 60% somos mujeres. El Presidente de los médicos, el  Dr Rodriguez Sendín, ha descrito al sistema Nacional de Salud como “la mayor empresa de trabajo temporal en España”. No estoy sola y de ahí el impacto de mi blog que ha recibido en unos días más de 100.000 visitas y se ha reflejado en varios medios nacionales de comunicación. La situación laboral de miles de médicos en España es indigna, abusiva e irregular, temporal y de mala calidad. El gobierno dedica a sanidad un 15% menos que hace siete años y una enorme proporción de estos recortes la llevamos a la espalda los trabajadores del sistema. Quienes podrían haber hecho cara a esta situación de explotación laboral de los trabajadores sanitarios, son los gerentes, directores y jefes de servicio que han elegido mantener sus sillones y hacerse cómplices de los atropellos laborales que sufrimos los trabajadores de la salud. Lo mío, o lo de mis compañeros es solo un pequeño ejemplo de una situación general.

Esto es una bomba de relojería. Este verano, si uno lee la prensa, salta la noticia de que faltan médicos en todas las CCAA. No es de extrañar. Entre 2011 y el 2013 han emigrado 7000 médicos, pero lo que es más alarmante, en los últimos cinco 15.000 médicos han pedido el certificado de idoneidad para emigrar. Un aumento del 22% en 2016 en la emigración médica y las jubilaciones masivas que se esperan en los próximos cinco años colocan al SNS al borde del abismo.

 

Y ahora rompo una lanza por mis colegas del servicio de urgencias. La presión asistencial ha aumentado tremendamente y no solo por una media de 150 pacientes más a la semana que hace cinco años (diferencia importante en un servicio pequeño), sino por una Atención Primaria cada vez con menos recursos, una población cada vez más envejecida, con ocho médicos residentes de familia menos empezando cada año (y cuyo abnegado trabajo es imprescindible en el servicio de urgencias), con Médicos Residentes de otras especialidades a los cuales se permite hacer solo cuatro guardias en vez de cinco (para detrimento de su formación y del servicio que ofrecen a los segovianos), un nuevo sistema informático tedioso que no contiene la memoria de los datos insertados en los últimos años, un servicio de Radiología urgente mermado por mala previsión de la gerencia y un largo etcetera. Hay un dato significativo, el hospital cuenta con siete habitaciones de tres camas cada una para las guardias de los médicos residentes, es decir se diseñó en 2007 para albergar simultáneamente a 21 médicos residentes de guardia, a día de hoy hay guardias con uno o ningún residente en todo el hospital.  Pues bien, en estas condiciones, tiene mucha razón el gerente que se ofrece un servicio de calidad pero no es por una buena organización ni por una buena dotación, ni siquiera por un liderazgo, que es  inexistente. El servicio de urgencias da un servicio de calidad porque mis compañeros a nivel individual se dejan la piel cada guardia en que así sea, que no descansan, que luchan contra muchos elementos, a veces se quedan sin comida o sin cena y en muchos turnos no pueden echarse a la cama ni una hora (en un período de 24 horas). ¿Se imagina alguien a otros profesionales con responsabilidad en la vida de otros trabajando en estas condiciones? Pilotos, camioneros, conductores de autobús…etc

Todos los profesionales sanitarios sufrimos una enfermedad de la que el sistema se lucra, se llama vocación; yo misma la padezco hace 25 años. Pero todo tiene un límite, una sociedad cada vez mas demandante de servicios sanitarios, más médico-dependiente y unos profesionales cada vez más presionados, con cuerdas que nos estiran sin tregua hacen que al final las situaciones estallen. Que hayan coincidido en el tiempo mi renuncia con la denuncia de mi compañero de enfermería Juan Antonio Hidalgo sobre la situación, no es casualidad. Ya saben aquello de cuando el río suena…. Pero promover un artículo a dos caras en el periódico con frases hechas, bonitas gráficas y patéticas estadísticas  no esconden nada, excepto el miedo de sus responsables. Si no dejan de poner excusas y hacen algo al respecto, esto estallará del todo. Pero mientras,…qué bonita está la cafetería recién pintada ¿verdad?

Mónica Lalanda

Médico de Urgencias

adelantado

Advertisements

About medico a cuadros

Mónica Lalanda, soy médico de urgencias, escribo y dibujo. Soy inconformista por naturaleza, si las cosas se pueden hacer mejor, hay que hacerlas. Callarse y aceptar....da úlcera.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

11 Responses to Batas blancas, Pinochos y Pepitos Grillo

  1. Pingback: Solidaridad con Mónica Lalanda, expedientada por denunciar la precariedad en el SNS | Plataforma SAR Madrid

  2. Pingback: MI EXPEDIENTE DISCIPLINARIO | MEDICOACUADROS

  3. María Teresa Ferrando Lucas says:

    Trabajo en el sistema privado. En un hospital grande, con recursos. El trato a los profesionales es de esclavitud. La demanda, altísima, porque el hospital está de moda y muchas personas deciden acudir a dicho centro. Incluso acuden de otras zonas de España hasta Madrid, y desde luego de todas las Comunidades limítrofes. Si la urgencia tiene tiempo de espera, en opinión de gerentes, directores y jefaturas no es porque de las 24 horas que tiene el día hay un solo pediatra en Urgencias durante 19 horas. Es porque el pediatra no es rápido.Puedes ser castigado a hacer solo noches. Durante 18 meses estuve haciendo 120 horas nocturnas; acepté porque hacia poco que había enviudado. Con este ritmo enfermé; me quedé en 44 kg. Se me doblaban las piernas; me desplomé en dos ocasiones…y renuncié al contrato laboral, a expensas del número de guardias aleatorio que te quieran poner. El siguiente paso en el castigo es reducirte el número de guardias a 24 o12 horas al mes, sin previo aviso ni mayor explicación. Solo la lentitud. A los pacientes hay que verlos deprisa. Este es el modelo de sanidad privada que se está permitiendo.

    Like

  4. Natalia Gironella García says:

    Mónica: cómo siento que hayas tenido que renunciar porque estoy segura de que eres una profesional excepcional. Una persona con esta categoría humana tiene que ser una gran MÉDICO. Mucho ánimo, seguro que seguirás ayudando muchísimo la gente desde donde estés. Por favor, no dejes el blog!!!! Un abrazo. Natalia.

    Like

  5. Roberto says:

    “Un aumento del 22% en 2016 en la emigración médica y las jubilaciones masivas que se esperan en los próximos cinco años colocan al SNS al borde del abismo.”…claro y en botella, no hay profesionales= se privatiza el servicio para seguir atendiendo a la población, con profesionales que aceptarán igualmente condiciones precarias. Para la administración/político de turno, “más barato” por no haber ya funcionarios (aunque las adjudicaciones de contratos a la multinacional de turno no los haga dudar, ninguna empresa licita para tener perdidas) y abrir el camino definitivo a la medicina privada como primera opción asistencial de la población.

    Like

    • Juan says:

      Pero eso ya se veía venir. Hace años tuvimos la oportunidad de elegir entre un sistema eminentemente privado como el centroeuropeo o un sistema público como el NHS británico; y gracias a la dichosa ley nacional de sanidad de Lluch, elegimos la peor opción, por criterios eminentemente políticos, en vez de técnicos. Y así estamos. Si hubierámos optado por un sistema centroeuropeo como el Alemán, los médicos viviríamos mejor y los pacientes estarían igual de bien tratados. Ahora toca construir un nuevo sistema, con una población mucho más envejecida y con escasez de médicos. Es decir, nos va a tocar arreglar el desaguisado de unos políticos de mierda. Y todavía nos culparan del desastre. Al tiempo

      Like

  6. Con un sistema de guardias obsoleto y superado en el resto del mundo, en un SNS que es la mayor empresa de trabajo temporal y en una sociedad cada vez más demandante de atención sanitaria, que desborda el nivel primario y, en consecuencia, induce una sobrecarga de la puerta hospitalaria, por mucha entrega vocacional y esfuerzo físico-mental que se ponga es imposible brindar una atención de calidad, al menos de modo permanente. En esta situación lamentable solo cabe esperar mayor riesgo de errores (inseguridad del paciente) y queme profesional.
    Admiro tu valentía y aguante, querida Mónica. Todo mi afecto.

    Like

  7. gdocio says:

    Todo mi apoyo para una compañera que sufre la mala gestión. Gestión de la que abusan, precisamente, por nuestra vocación, tanto de Médicos como del resto de sanitarios.
    Si la gente es bien atendida y tratada no es por ellos, que se cuelgan medallas: es por la gente que se deja el pellejo porque sabe que no estamos haciendo tornillos, sino atendiendo a gente que sufre.
    Mucho ánimo en cualquier proyecto que emprendas, Mónica.
    Y gracias por tu sinceridad y crudeza.

    Like

  8. Pingback: Sescam: sin novedad en el frente | La Ítaca de Bloom

  9. Enfermera quemada says:

    Si las paredes de los hospitales hablaran, si los trapicheos con las listas de espera salieran a los periódicos, o las verguenzas de la puerta de urgencias se pudieran comentar,si se pudiera comentar cómo trabajamos, si las enfermeras nos atreviéramos a abrir el pico de cómo nos tratan, si los periodistas supieran, quisieran y pudieran escarbar las verdades en vez de quedarse con los comunicados de prensa, si no nos diera miedo a perder el trabajo…….aaaayyyyyy………..si las paredes hablaran. Si hablaran, rodarían cabezas pero no va a comentar nada ni dios porque tenemos familias que mantener.
    Así que venga, a seguir igual y a disfrutar leyendo estas tonterías de una insensata que nos alegran el día pero nos hacen sentir mas imbeciles todavia de lo que ya somos. A ver si las paredes se animan o los periodistas hacen periodismo en vez de sacar lo que les dicen que digan.

    Like

  10. Juan says:

    Hola Mónica:
    He leído con detalle tus dos últimas cartas y comprendo tu situación. Sin embargo hay algo en lo que no estoy tanto de acuerdo. Una parte de culpa muy importante de nuestra situación la tenemos nosotros, por aceptar contratos leoninos. Tu renuncia es un ejemplo a seguir.
    Te ofrezco unos datos: Según el Ministerio de educación y Ciencia de la época, en 1978 había 86000 matriculados en las facultades de Medicina; fue la época en que quitaron el numerus clausus y las facultades se llenaron, y estos acabaron entre el año 78 y el 86. Bueno, pues estos 86000 médicos se jubilaran “en bloque” entre el 2018 y el 2024. En ese periodo de tiempo saldrán unos 7000 especialistas al año (42000 en total), y eso que no cuento a los que abandonan, emigran o hacen una segunda especialidad. ¿De donde van a sacar a los 44000 que faltan?.
    El resultado es que los servicios que ofrezcan peores condiciones se van a quedar sin médicos (busca en internet la polémica con los hospitales de Málaga, que no han encontrado médicos para cubrir las urgencias este verano).
    En el momento en que los distintos servicios de salud vean que sus médicos emigran a otras comunidades, mejoraran las condiciones de trabajo. Por eso es importante tu ejemplo y, desde luego, espero que pronto encuentres un puesto en mejores condiciones y que lo publiques en tu blog. No hay que conformarse con la bazofia que te ofrecen. Hay que moverse (las veces que sea necesario) para obtener condiciones dignas de trabajo.
    Y desde luego, sería ideal que los Colegios de Médicos empezaran a moverse y, aparcaran, por un rato, los campeonatos de mus, dominó, la festividad de la Patrona o la excursión de los jubilados.
    Un fuerte abrazo y suerte

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s