Contestación abierta a un comentario anónimo recibido

Hace una semana, recibí una nota anónima en este blog que respondía a mi entrada en la que explico que he renunciado a mi contrato. Se identifica como “indignad@” y es alguien claramente cercano y conocedor de mi situación laboral. Me pareció de tal bajeza que la pasé directamente a la papelera. Según han pasado los días, he reflexionado y quiero aprovecharla para dar mas detalles del porqué me fui. Aquí está porque creo que sus afirmaciones dan una idea clara de la estulticia, la indignidad y la cobardía que hace posible que nuestro SNS esté como está.

El contenido del anónimo aparece en cursiva y sin negrita y cada párrafo se continúa con mi contestación en negrita. Est@ “compañer@” dice así:

 

-Estimados seguidores de esta y otras páginas. Basta ya de mentiras e insultos gratuitos!
Si es que llega a publicarse esta nota, cosa que dudo pues no es la primera vez que se censura una de mis respuestas.

Si te paras a leer este blog verás que dejo pasar continuamente respuestas contrarias a mi opinión y muchas, muy críticas. Lo que no dejo pasar son anónimos bajos y repugnantes como este. Eres una persona del servicio que he abandonado. Podría ponerte nombre y apellidos, es obvio quién eres. Desde que me fuí, he recibido el apoyo de muchos compañeros de urgencias, médicos, enfermeras, auxiliares, celadores….etc, así como de personas de otros servicios. Sin embargo, a pesar de largos escritos y conversaciones, todo lo que he recibido de manera oficial ha sido el silencio más absoluto.El que calla otorga, y el que además manda anónimos es un mierda, sin más.
-La médico a cuadros, ha dejado un contrato de guardias, con alta continuada, en el que llevaba 8 años, porque en reiteradas ocasiones ha rechazado contratos de mayor adhesión al servicio.

Me llamo Mónica Lalanda, lo sabes estupendamente, aunque con tu misiva estoy más a cuadros que de costumbre. He abandonado un miserable contrato de guardias hospitalario. Todo el mundo sabe en lo que consiste. Sí, efectivamente, a diferencia de los pobrecillos compañeros con contratos en Atención Primaria, sí estamos “dados de alta” todo el mes. ¿Me estás queriendo decir que estar dado de alta todo el mes supone que es un buen contrato? Penoso.  Creo que mi concepto de dignidad laboral poco tiene que ver con el tuyo…..impresionante. Hay que tener poca verguenza para hacer una afirmación de ese tipo por escrito. Esto denota tu catadura moral.

Y sí, hace 7 años, y una sola vez, se me ofreció un contrato con horario de día además de las guardias que tambien rechacé. Por eso lo defines como “de mayor adhesión al servicio”, no era un contrato mejor, solo era de más horas. Al menos en eso estás siendo honrad@ o alguien podría pensar que me habían ofrecido una interinidad.  A partir de ahí, nunca, repito nunca, se me ha ofrecido nada mejor. Un castigo por haber rechazado aquel, por “tu falta de compromiso con este servicio”, otro clásico del SNS. De cualquier manera, en los últimos 7 años solo se han hecho contratos de guardia ahí. Estás haciendo un brindís al sol.

Por cierto, ¿qué es mayor adhesión? Hay siete  personas con acúmulo de tareas y seis con contrato de guardia. ¿No quieres mencionar qué proporción de plantilla médica tiene una situación laboral estable y digna? No, ¿verdad que no? Haz cuentas, menos del 30%. Y no hay vergüenza para mantener en esta situación a grandísimos profesionales ante los que hay que quitarse el sombrero y en cuyas manos yo pondría mi vida sin pensarlo. Ahí los tenéis, en situaciones de inestabilidad laboral tremenda (o lo mismo como están “dados de alta” no tienen inestabilidad, ¿verdad?). Fidelizar y dar situación estable no interesa, claro, se perdería capacidad de poder sobre ellos meros soldaditos de la sanidad.

-Ha aceptado sin extorsión, realizar de forma voluntaria, guardias de 17 y 24 h, tras las cuales ha descansado sus horas reglamentarias. Esa inseguridad laboral a la que dices haber renunciado, existe porque tú así lo has decidido.

Ahí está la clave de la cuestión. Como yo he aceptado trabajar así, con un contrato denigrante, resulta que ya no es responsabilidad de nadie. Esa es la baza que juega esta sanidad, es indecente. Sí, claro que he descansado despues de una guardia de 24h, mas bien he estado semi-inconsciente durante otras tantas. El nivel de trabajo, la intensidad con la que se trabaja en ese  servicio (muchos visitantes, muchos crónicos y muchos ancianos) hace que muchas guardias no llegues a poder siquiera meterte en la cama una hora. ¿esto es aceptable para un trabajador que tiene en sus manos la seguridad y la salud de las personas a las que cuida? Una vez más, te delatas. La situación es vergonzosa.
-Disponía de 15 días de vacaciones en verano, aunque este año, al parecer, no en las fechas deseadas. Así como de la disposición de sus compañeros de realizar cambios que le permitieran conciliar su vida laboral y personal, cosa que creo que hacemos todos en ese servicio. Esa insolaridad reinante según tú…

Bueno, esto es alucinante. De los 23 médicos del servicio de urgencias, solo una, yo, no tenía vacaciones en julio, agosto, septiembre. ¡¡Este año no me tocaba!! En estos meses, como en muchos servicios de urgencias de españa,  la presión asistencial es demencial, la situación en el servicio caótica y la única razón por la que no llega la sangre al río es por los profesionales que se dejan la piel cada día. Permitir que un médico del servicio no tenga derecho a un descanso, sacar la cabeza a tomar aire, en esos tres meses es irresponsable. Ah, y en los tres meses de verano derecho a descanso tres fines de semana…..en total!!!  No dudo que otros años les haya tocado a otros pobres compañeros con contratos de guardia “no tener verano”, no lo sé, pero como este año me toca a mi, decido denunciarlo por considerarlo abusivo, indigno, vergonzoso e inseguro.  Tengo la cartelera de verano a disposición de quien la quiera para que busque dónde están mi descanso. Permitir vacaciones en mayo, en junio o en octubre  y llamarlas “de verano” es un insulto para cualquiera.

De hecho, la solidaridad de mis compañeros había hecho posible unos cambios para que yo también pudiera descansar en verano  pero fue precisamente el jefe de servicio quien, en público, zanjó el tema “sin permiso ni autorización” para hacer ningún cambio de guardias. Eso sí es tiranía.
-Ha dejado a sus coincidentes en el trabajo, con una cartelera de verano con la que se había comprometido, a 15 días de comenzarla. Muy ético y a conciencia.

Lógico, es lo que tiene sacar la cartelera a menos de un mes de que empiece el verano, ¿no te parece? De hecho llevo años conociendo mis guardias con solo unos días de antelación al acabar el mes. Esto es parte de la desorganización reinante y otra manera de control. Si la cartelera de verano sale en febrero, uno puede lucharla o abandonarla mucho antes. La falta de ética, como entiendes, no es mía. Mi nivel de compromiso con el servicio es el mismo que el del servicio conmigo, ninguno. Mi compromiso está con mis pacientes y en este caso, es precisamente a mis pacientes a quien protejo de una médico trabajando hasta estar exhausta durante tres meses de agonía.  

El verano es terrorífico en urgencias, con cada vez menos residentes de familia apoyándonos (de 12 R1 que había hace 8 años a solo cuatro R1 este año) haciendo cada uno  menos guardias, con una AP mal cubierta que envía cada vez más a Urgencias, con un sistema informático nuevo y absurdo (quien ha sido el cerebro que acepta esto y además en junio???) que ha perdido toda el data que llevamos años metiendo y que no ofrece ventaja ninguna respecto al antiguo, sin descansos organizados durante el turno….etc etc y con un tipo de contrato que conlleva hacer hasta tres guardias a la semana. Por supuesto que es el momento de marcharse. ¿Hasta cuando se puede trabajar en esas condiciones? ¿O espero a navidad, que serán como las pasadas con esperas de hasta siete horas? ¡Venga ya, hombre!!

-Ha renunciado a trabajar en un servicio repleto de médicos, enfermeras, auxiliares y celadores, de gran valía profesional y personal, no son ni de primera ni de segunda. Eso no es lo que te han demostrado en los últimos años para que los insultes de ese modo.

No pongo en duda su valía profesional y menos aun su valía personal, dios me libre. No tergiverses mis palabras. Existen dos tipos de médicos a nivel laboral, LA-BO-RAL, los que tienen su plaza con todos los derechos que conlleva y los que no. Ahí están las categorías. Claro, esto no te interesa explicarlo mucho, ¿verdad?

Te interesaría saber la cantidad de felicitaciones recibidas por marcharme.
En el servicio del que hablas, no se trabaja “porque siempre se hizo así”. Un poco de respeto a los PROFESIONALES que lo integramos. Estudia para rebatir las conductas médicas de los demás.

Una vez más, ¡no tergiverses!! El “siempre se hizo así”, claramente  se refiere a aceptar situaciones laborales inmundas a la espera de que llegue una situación mejor cuando se rozan los 50. Esto es lo que hay en España. Menos del 8% de los médicos menores de 40 años tienen plaza en propiedad. Esto se acepta de forma mayoritaria sin cuestionarlo….porque siempre se hizo así.

Como en todos los sitios, hay médicos muy al día y otros que no lo están tanto. En general, efectivamente, hay muy buenos profesionales a pesar de que todo lo que estudian lo hacen en su tiempo libre y cualquier curso que hacen lo hacen de su bolsillo o mendigando a las farmacéuticas. Que el sistema no se apunte un tanto que no le corresponde.
Ese jefe tan tirano al que insultas, nos ha y te ha defendido a capa y espada en muchas plazas en las que no podrías ni torear, no en su cortijo.

Probablemente , como es su obligación, pero en otras corridas, me ha y nos ha empujado a los pies de los caballos, también y a nivel laboral no pocas veces.

A este comentario (que como ves dejo pasar sin problema) no voy a contestar más en este foro. Para este punto en particular, no es el más apropiado, habrá otros. Pero no retiro nada de lo dicho.
-Creo que nos debes un respeto. Basta ya. Nadie te obligó a quedarte en este servicio durante 8 años, nadie te ha despreciado en mi presencia, nadie te ha explotado ni tiranizado.

Una vez más sale la misma explicación…..”si te quedaste es porque quisiste”. Cada vez que me quejé recibí la misma respuesta “vete, hay una cola de gente esperando y que aceptaría un contrato peor que el tuyo, vete”. La explotación y la tiranía es parte del SNS, no es exclusivo de ese  servicio, pero desafortunadamente son las personas con responsabilidad en la gestión (jefes de servicio, directores y gerentes) los que lo promueven, lo mantienen y hacen posible que seis de cada diez médicos tengan contratos precarios (incluso con alta en la SS!!) Y por supuesto es responsabilidad de cada uno y su situación personal aceptarlas. De eso se valen.
-Sólo te pido respeto por el servicio al que pertenezco y del que me siento orgullos@. Respeto por la especialidad en la trabajo y por la que lucho cada día. Respeto por la Sanidad Pública, por los trabajadores de la misma. Y respetate un poco a tí misma.

Fíjate, yo te diría lo mismo, exactamente lo mismo a ti. Nadie que manda un anónimo merece mi respeto, ningún servicio ni “especialidad” que trata así a sus trabajadores merece respeto. Yo lucho más marchándome que quedándome, porque dejo de ser cómplice de una situación indigna, abusiva, nefasta y peligrosa que no merece respeto. La Sanidad Pública se sostiene gracias al esfuerzo de cada miembro, que se va dejando la vida gracias a esa “vocación” con la que la administración y los políticos cuentan y no merece respeto. No te apuntes tanto tantos, tú (quien quiera que seas) eres simplemente un cobarde con mucho, mucho que esconder.

Si quieres volver a escribir a este blog, te sugiero que hagas como yo, pon nombre y apellidos. Aquí no hay espacio para gallinas.

Advertisements

About medico a cuadros

Mónica Lalanda, soy médico de urgencias, escribo y dibujo. Soy inconformista por naturaleza, si las cosas se pueden hacer mejor, hay que hacerlas. Callarse y aceptar....da úlcera.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

27 Responses to Contestación abierta a un comentario anónimo recibido

  1. Andrés Martínez Gómez says:

    Soy discapacitado absoluto, y por los terribles dolores que me producen mis seis vertebras en mal estado (a causa de un grave accidente que tuve) me veo obligado a ir muchas veces a urgencias. He leído lo que ha escrito la doctora Mónica Lalanda y estoy totalmente de acuerdo con ella. El trabajo que hacen los médicos de guardia en los ambulatorios es vital para nosotros los enfermos. Y algunos nos damos perfecta cuenta de como les explotan. Yo estoy como estoy en parte por la explotación a la que he sido sometido durante toda mi vida laboral; el estrés pudo conmigo y me vino el accidente. La clase empresarial española es explotadora por naturaleza, lo sorprendente es que, también en los Ayuntamientos y en los otros organismos oficiales pasa lo mismo. Hay una élite corrupta y trepa que vive a lo grande, el resto subsiste en régimen de esclavitud legal. Mi más sincero afecto y respeto a la clase médica en general. Pero sobre todo a esos médicos abnegados que nos dedican sus días y sus noches, porque su vocación es más fuerte que su frustración por el indigno trato que reciben por parte del estado. Saludos cordiales.

    Like

  2. María López says:

    Ya lo escribí otra vez en otro comentario, pero me reitero, ya que cada vez que entro a leer este blog me hierve la sangre de la mala leche que me entra.
    Por lo que más queramos compañeros, organicémonos de una vez, démos el salto de las redes a las calles, hagamos que la sociedad empatice con nosotros y ni un paso atrás. No permitamos que nos dividan aún más, Necesitamos buenos líderes que nos guíen, Mónica tu ya has dado los primeros pasos, anímate a dar el siguiente. Yo te seguiré.
    “La única lucha que se pierde es la que se abandona”

    Like

  3. Pamela Ortiz says:

    Felicidades. Porque igual pasa en muchos países incluyendo México. Donde te explotan hasta más no poder. Ánimo y no te dejes de la gente cobarde. Y de todos aquellos que te critican porque no tienen el valor de enfrentarse a esa clase de abusivo. Estas muy por encima de ellos.

    Like

  4. Jose, desde el SERGAS says:

    Me parece un poco cobarde por ese/a tal “indignad@” responder de forma anónima a una declaración que fue pública y firmada. Posiblemente sea algún miserable tiralevitas de su ex-jefe o de la dirección que, o bien por encargo o bien de forma voluntaria para hacer méritos ante sus amos, se ha lanzado a descalificar con mentiras su pública denuncia de la verdad. A ver si cae algún ascenso o alguna prebenda, pensará él/ella…

    Tiene usted todo mi apoyo desde Galicia, desde el SERGAS. Yo también he vivido las épocas de firmar contratos guardia a guardia, quedando entre ellas en un limbo legal en el que ni te permitían apuntarte al paro, ni tenías la cobertura social que te brinda un contrato. He pasado semanas enteras haciendo guardias día sí, día no. He sabido mis guardias del siguiente mes con apenas unos días de antelación, o incluso al ser el eslabón más débil de la cadena, me ha caído alguna de regalo la misma mañana de la guardia porque algún compañero se había puesto enfermo y “chaval, te toca a ti, tienes que hacer méritos”. Cuando no podía cambiar de coche ni plantearme comprar casa porque los del banco, simplemente, se iba a descojonar de la risa con mis contratos. Y así anduve hasta los 40 años, presentándome a oposiciones en las que, misterios del azar, las mejores puntuaciones las sacaban aspirantes cuyos jefes de servicio estaban en el tribunal. Ahora soy propietario de plaza, por fin.

    Pero eso no significa que no vea lo que están haciendo con nosotros. Ahora por fin puedo decir “no” a los abusos que se saltan la legalidad, pero jóvenes médicos que han sido mis residentes tienen que callar y tragar porque el mercado de trabajo no está bien y si un jefe de servicio les pone la cruz, probablemente todos los demás jefes de Galicia y parte del resto de España también lo hagan.

    Reconozco todas y cada una de las situaciones descritas por usted, también en la Sanidad Gallega, y otras más propias nuestras, producto de los recortes, el amiguismo y la estupidez (o lo que es peor, la mala fe) de los que manejan este circo. Quien las niega, o bien es tonto, o piensa que los demás lo somos y que puede hacernos ver de lo negro blanco. Posiblemente siembre las dudas entre el público general que no es de este gremio, pero nadie que haya tenido contacto con la sanidad desde dentro en los últimos años puede tomar en serio los ladridos de ese perrillo faldero que le ha salido a usted al paso.

    Efectivamente, nuestra maldición es nuestra vocación, por partida doble. Por un lado porque por ella aguantamos estar 24 horas trabajando, aguantamos pasarnos unos veranos de pesadilla con guardias cada 3 días, aguantamos trabajar fines de semana, festivos y súper-festivos (ahí vienen las Navidades) por cuatro euros… Todo ello con grandes costes en salud física y mental, y haciendo que nuestras familias, inocentes de toda culpa, paguen el precio de esa vocación. Y por otro aquellos de entre nosotros que no tienen vocación, que han descubierto que el pus y la mierda huelen y la sangre mancha, que les gusta dormir en su cama de un tirón, han encontrado su filón en la GESTIÓN. Porque en efecto, las filas de jefes de servicio, directores, gerentes y cargos políticos se nutren de DESERTORES DE LA MEDICINA, de chusma que sólo quiere vivir bien, aferrados como ladillas a su poltrona y que harán lo que sea, con justicia o contra ella, para que sus patrones les mantengan ahí, lejos de la medicina de verdad. Y así nos va.

    Enhorabuena por su valentía, más de eso nos haría falta. Y mucha suerte de ahora en adelante.

    Liked by 1 person

  5. María Inés says:

    Bien mandada a guardar. En las discusiones serias no hay cabida para cobardes, y eso es alguien que desde el anonimato embarra la cancha lanzando ataques personales (porque ni siquiera tuvo una sola crítica mínimamente constructiva, solo ataques personales contra alguien que se limitó a explicar los motivos de su renuncia).

    Like

  6. Como lector habitual de tu blog, tengo que decir que espero que continues hablando, porque aquí, desde nuestro lado de lectores, algunos te seguiremos leyendo.
    No te rindas.

    Like

  7. Luis Ignacio Gonzalez Granado says:

    Escuchando a energúmenos-compañeros así no hacen falta los enemigos. Malo es la presión sobre el sanitario, zafio es que nos ataquen “compañeros”(?) cuando rechazamos trabajar de rodillas.
    Animo Mónica.

    Like

  8. Francisco Cotanda says:

    Eres la mejor!
    No dobles las rodillas nunca!

    Like

  9. Olga says:

    Si no puedes con el trabajo que estás realizando, es normal y lógico que lo dejes. Nadie está obligado a tomar ni a continuar en un trabajo que no le gusta o que le sobrepasa. Otros muchos habrá que lo podrán hacer, y así tú te podrás dedicar a algo más fácil o adecuado a tus capacidades.

    Like

    • German says:

      No te has enterado de nada, Olga

      Like

      • Sara says:

        No creo que a Olga es que no le dé la cabeza sino que destila una mala baba repugnante.
        Me duele pensar que es posible que sea médico, porque absolutamente todos los profesionales de la salud conocemos cómo se funciona y la presión a la que estamos sometidos, sobre todo en determinadas épocas del año y en determinados servicios. Por mucho que algunos nos encontremos ya en una fase de estabilidad en nuestros puestos, casi todos hemos pasado por épocas de precariedad laboral y económica más o menos largas.
        En alguna ocasión tuve un contrato de esos de “empiezas hace dos horas, estás de guardia”, tengo compañeros que metían en abultadas carpetas las copias de sus numerosos contratos, algún otro tardaba más tiempo en ir al departamento de personal desde casa y cumplimentar el papeleo del contrato que el tiempo que duraba el mismo ( la asistencia, en cambio, se prolongaba más horas -será un torpe, dirían cuatro listos- ). Y puedo decir sin duda alguna que todas esas personas son excelentes profesionales, enamoradas de su trabajo y más que capacitadas para el mismo, en absoluto “sobrepasadas” por él ( hay que ser hijaputa!, -no como insulto, no me malinterpretes estimada Olga, sino como diagnóstico…. háztelo mirar- ).
        Los que vamos cumpliendo años vamos accediendo a situaciones contractuales más estables, pero por debajo de 40 años (40!!) no hay ni una sola persona con plaza fija de mi especialidad en mi querida Osakidetza. Cada cual conoce sus circunstancias y por qué aceptan (aceptamos) esta situación en vez de plantarnos, podría decir que es que la mayoría tenemos la mala costumbre de dar de comer a nuestros hijos a diario y pagar facturas, pero sería una simpleza. Lamentablemente, el colectivo médico es tremendamente heterogéneo, con intereses dispares y además la mayoría somos conscientes de que nuestra labor tiene poco que ver con desarrollar unas horas de actividad laboral y cobrar un sueldo.
        A veces pienso que una vez alguien nos engañó, nos dijo que no éramos trabajadores sino una especie de iluminados llamados a alcanzar la santidad en la otra vida. Y nosotros nos lo creímos.
        Lo pienso, pero se me pasa enseguida, en cuanto alguien viene con una trombosis hemorroidal cosa que, Olga, no te deseo.

        Liked by 1 person

      • María López says:

        Ayya nuestra querida Osakidetza jajajajajajaja
        Qué engañados nos tienen con eso de que trabajamos para “la joya de la corona”

        (No sé dónde se publicará este comentario, no me manejo bien con la tecnología, lo escribo como un continuo a lo que ha dicho Sara)

        Like

    • Andrés Martínez Gómez says:

      No se trata de poder o no poder, se trata de derechos, los derechos humanos, todo el mundo tiene derecho a tener un horario de trabajo digno y un sueldo igualmente digno acorde con el esfuerzo realizado. La explotación debiera ser delito, porque es una lacra alimentada por la indignidad de los que la practican. Que se permitan estos abusos y estas indignidades en un país que presume de democracia es una tomadura de pelo. Esta doctora valiente es un ejemplo a seguir. Los que se escudan en el anonimato para afear la conducta de los valientes son lo que son, unos cobardes y unos miserables.

      Like

  10. Extrabajador hospital general Segovia says:

    Me has dejado anonadado, que un médico diga esas verdades en estos tiempos, es para empezar a confiar en ese colectivo profesional de médicos de guardia contratados .

    Like

  11. Maria says:

    Hola. Enhorabuena y felicidades por tu valor y dignidad. Al final de tu respuesta dices que la Sanidad en este país se mantiene gracias a los profesionales, yo diría a los buenos y honestos profesionales porque no todos lo son. Pero, no sólo la Sanidad, en este país, todo los público o, al menos, lo público que trabaja con las personas.
    Yo no tengo nada que ver con Sanidad pero sí con Enseñanza y sucede lo mismo, es, gracias a los y las profesionales comprometidos y honestos que sale adelante.
    No sé noqueen ese Sr, pero parece que no se entera de nada. Con todo lo que está saliendo en los medios de los servicios de urgencia. Yo también, por desgracia, lo he sufrido. Entrar enviada por el médico a urgencias con una cosa grave y tenerme en un pasillo ni se sabe.Ánimo y suerte.

    Like

  12. Victoria says:

    Es un gusto conocer que hay personas que como tú defienden su dignidad en tiempos de “todo es válido” y si no te tachan de intransigente.

    Like

  13. Pablo says:

    Hola Monica, me parece genial los “apuntes” que haces. Pero tambien es verdad qur me alucina que hayas rechazado un contrato tal y como estan las cosas. Yo acabe la residencia en Farmacia Hospitalaria en Mayo de 2015 (lo que implico en 2011 quedar entre los 150 primeros del FIR) y lei mi Tesis Doctoral en Julio de 2015, tengo 2 masters, mas de 100 comunicaciones a congresos, publicaciones, y mas de 3000 horas en cursos de formación continuada y NO ENCUENCUENTRO curro… Bien porque se saltan las bolsas de trabajo, o porque te ponen trabas a la hora de puntuarte (lo ultimo ha sido en el SAS que un master sobre envejecimiento no tiene relación con atención primaria segun ellos…), o porque contratan a “enchufados”…
    Estoy deseando encontrar aunque sea un contrato a media jornada en un privado… Por eso te digo que me añucina que hayas tenido el valor de renunciar a eso

    En fin, me he desahogado un poco. Un sañudo!

    Like

  14. ragomgar says:

    Desde la época de estudiante me apena ver que a los médicos siempre nos dividen, y sobre todo que nos dejamos dividir, así los intereses comunes de la profesión médica siempre encuentran a alguien (un colega) capaz de traicionarlos en beneficio propio, este es el famoso corporativismo médico, de este estilo anónimo y egoísta (ande yo caliente…), que les permite tenernos con condiciones laborales que en otros colectivos de inferior responsabilidad son impensables. A veces creo que la abundancia de “colegas” es un arma laboral, en cierto modo buscada, para poder manejarnos mejor como colectivo y evitar medidas de presión colectiva. Suerte. Mis respetos

    Like

  15. Pilar Bocos says:

    Ho te conozco personalmente, quiero decirte alguna cosa, que viene de quien se ha dejado la piel y parte de la vida en hospital público y conoce el tema. Enhorabuena por decir absolutamente toda la verdad de lo que pasa, incluso creo que hablando de tiranía explotación y forma de tratar a los profesionales sanitarios te has quedado corta. Generalmente las vejaciones y el maltrato suelen aumentar en relación a la valentía y a la valía profesional (mas valía, más vejaciones) Suelen venir de los que desde hace tiempo por méritos de carnet o parecidos, se vienen nombrando a dedo, una cuadrilla de inútiles con variable poder decisorio y muy escasa eficiencia profesional que tienen que compensar lamiendo culos y criticando a quien (aunque no lo reconozcan) saben que jamás les llegarán a la suela del zapato. Ellos y los políticos trincones (no hago excepciones, porque gobiernen unos u otros se intercambian cargos y enchufaos) están destrozando la sanidad pública. Y dos cosa mas, mi deseo de que te vaya excelentemente en tu vida y en tu ejercicio pofesional, Y que tengas presente a Cervantes ese genial escritor que ya hace siglos dijo aquello de “ladran, luego cabalgamos” Un abrazo colega desde el corazón

    Like

  16. israel alvarez says:

    Polémicas aparte, me parece un documento excepcional que refleja el clima laboral de muchos servicios sanitarios en la actualidad. Es fácil apreciar que se trata de un frágil entorno que va a determinar la salud del médico (p.e., burnout) y su eficacia a la hora de atender a los pacientes de una manera profesional y humana.

    Like

  17. Pepe says:

    Enhorabuena por el repaso que le has pegado a ese “anónimo” que, a todas luces, se beneficia de la tiranía de ese sistema que has abandonado.
    Me quedo con eso de “mi nivel de compromiso con el sistema es el mismo que el del sistema conmigo: ninguno”. ¿Cómo pueden pedirnos compromiso cuando han vulnerado y vulneran a diario las leyes laborales más elementales? Sí, claro, ahí donde no pueden llegar con un recorte salarial, un aumento de horario, una imposición de un sistema o cualquier otro decretazo, es cuando te exigen tu compromiso con el sistema.
    Un saludo,
    Pepe

    Like

  18. remewyn says:

    Hola Mónica, yo tampoco te conozco personalmente pero la situación que denuncias es tan habitual en el mercado laboral público y privado español que no me es desconocida.
    Dejar un trabajo, y más uno relacionado con una vocación tan fuerte como la sanidad, no ha debido ser fácil y esa valentía, así como dar la cara, te honra. Contestar el anónimo también ha debido ser una decisión meditada y es de respetar.
    Estoy de acuerdo contigo en que si no fuera por los profesionales el SNS se hubiera ido al carajo hace tiempo. Se os piden sacrificios con la excusa de “esto es lo que hay” o “suerte que tienes trabajo” y así calladitos se hacen buenos esclavos. Esto pasa en todos lados pero los profesionales de la salud tenéis la vida de los pacientes en vuestras manos y es una irresponsabilidad callar esta vergüenza. Puedes estar más o menos de acuerdo con las formas pero tu decisión es tuya y yo la entiendo y respeto.
    Un sistema gobernado por políticos que no saben nada ni les interesan los pacientes, cuya gestión se basa más en el chantaje que en la mejora de la calidad y atención al paciente, no se puede permitir. Ánimo y a seguir en la lucha.

    Like

  19. Manuela Cano says:

    No te conozco Mónica, pero creo que nuestra Sanidad pública precisa más profesionales como tú.
    Gracias por valorar más la ética, la responsabilidad, por no ser cómplice de lo que no está bien, por abrir los ojos a los sanitarios que actúan ciegos o por inercia, o presos de un sistema que no les valora.
    Te doy las gracias porque se de lo que hablas, como enfermera, como persona, como potencial paciente…
    Gracias, por no callar.

    Like

  20. luisjuli2 says:

    Un abrazo enorme Mónica. Tu valentía es un modelo a seguir y obtendrás los resultados que te ilusionen. Fuerza!!!!

    Like

  21. makyyo says:

    Quien no da la cara y se expone a que le contesten también en la cara, no se merece ni tu pensamiento, razonamiento ni mucho menos, tantas palabras.
    Sigue tu camino que al anónimo no le va a faltar ni paja ni pesebre donde seguir paciendo…que vergüenza le tiene que dar quedar como lo que en su interior sabe qué es…..
    Un fuerte abrazo por ir con la cara alta y sin esconderte, como ese/a impresentable ser del averno….

    Like

  22. IsabelP says:

    Ole y ole, por tu valentia al renunciar y por el repaso que le das a la “compañera” . Nada da mas veracidad a tus afirmaciones que el anonimato tras el que se esconde… Sigue asi, pordiosssssss, que cuando te leo parace que me escucho a mi misma, pero bien escrito o dibujado 😄😄

    Liked by 1 person

  23. José Luis Castellano Cabrera says:

    Gracias Mónica, y perdón en nombre de ese anónimo, por tantísimos obstáculos que se han interopuesto y que no logran que sigas cumpliendo tu sueño de cuidar de cerca a pacientes y compañeros, durante tantas guardias, durante tanto tiempo. ¡Gracias Mónica!

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s